¿Qué hace que una puerta blindada sea más segura?

Las puertas están compuestas por dos tipos principales: las internas y las externas o principales. Dentro del compendio de puertas exteriores tenemos las puertas tradicionales, blindadas, acorazadas y de seguridad.

Una puerta blindada con frecuencia, se encuentra fabricada por más de un material, donde la constante es que el segundo sea un metal capaz de incrementar el nivel de protección de la puerta, lo que la convierte en un elemento más eficiente que una puerta tradicional.

Sin embargo, existen otras puertas que son más eficaces que las puertas blindadas, y es el caso de las acorazadas y las de seguridad. Pero no todos los propietarios cuentan con el presupuesto para comprar otras puertas más costosas, por lo que se quedan con una puerta blindada.

En todo caso, una puerta blindada te puede dar toda la tranquilidad que necesitas si juegas con ciertas variables. Conoce los alcances de las puertas blindadas.

¿Qué hace que una puerta blindada sea más segura?

  1. Los materiales con que se encuentra fabricada

Pudiésemos pensar que comprar una puerta blindada de madera puede ser imperdonable. Pero esto no tiene por qué ser así si conoces las especificaciones de la puerta, y de qué manera se encuentra protegida la madera para evitar robos.

Algunas puertas blindadas tienen un enchapado metálico que evita que se pueda llegar fácilmente a la cerradura, lo que hace que muchos ladrones desistan de su empresa y tu puerta ya no sea más una candidata al robo.

Es importante que si deseas instalar una puerta blindada, te asesores con un profesional de la cerrajería sobre los modelos que brindan una mayor experiencia de seguridad a los usuarios. De esta manera no estarás preocupado sobre la puerta exterior que incluyas.

  1. La presencia de una cerradura de seguridad

Se puede probar la eficacia de una puerta blindada a través de una sencilla prueba: coloquemos dos puertas blindadas con igualdad de condiciones, e instalemos en la primera una cerradura convencional, mientras que en la otra incorporemos una cerradura de seguridad.

De la misma manera tomemos a dos cerrajeros que intenten abrir cada una de las puertas. De esto resulta que la puerta con cerradura de seguridad, dura cerrada más tiempo que la puerta, de lo que se concluye que el peso la seguridad recae más sobre la cerradura que sobre la puerta.

Quizás es por eso que no debe haber mayor preocupación en adquirir un tipo de puerta menos seguro; lo importante es que complementemos la seguridad de la puerta con dispositivos adicionales., los cuales puedes adquirir a través del enlace a continuación: https://seguritek.es/bombines-de-seguridad/.

  1. El diseño

El diseño vendría a ser el complemento perfecto de los materiales de la puerta para garantizar la seguridad. Pero lamentablemente no todas las puertas blindadas cuentan con un buen diseño, por lo que les toca apoyarse en la eficiencia de otros mecanismos de cierre.

Las puertas blindadas cuentan con láminas metálicas que recubren la parte exterior de la puerta, y en algunas ocasiones el canto de la puerta pueda que disponga de esta protección. De esta manera se dificulta que un ladrón pueda penetrar fácilmente la puerta.

Antonio Mancilla

Antonio Mancilla escribió 36 entradas

Navegación de la entrada