Las persianas automáticas

Las persianas automáticas son un excelente mecanismo para experimentar una mejor calidad de vida dentro de la vivienda, porque bloquea el acceso de la luz solar sin necesidad de realizar el proceso de abrir o cerrar las persianas de manera manual las veces que necesites utilizarlas.

Estas consisten en estructuras que están formadas por una serie de láminas, fáciles de adquirir y con una instalación muy económica, aparte de disfrutar de estos sistemas automatizados lo que te hace la vida más cómoda.

¿Qué son las persianas automáticas?

Este tipo de persianas son muy recomendadas por el cerrajero Badalona ante el problema de la presencia de mucha claridad en un ambiente, y se pueden definir como un elemento mecánico formado por láminas, estas pueden ser elaboradas en diferente tipo de materiales, así como diferentes colores, y se colocan en el exterior o interior de la casa u oficina.

La estructura de las persianas es igual, es decir, son láminas que se entrelazan de tal manera que impiden el acceso a la luz natural, a menos que el usuario decida abrir las láminas, la diferencia es que las persianas automáticas incluyen un sistema que les permite abrir y cerrar las láminas a través del uso de un mando a distancia.

Cómo funcionan las persianas automáticas

Estas persianas son un logro de la tecnología que cada día avanza más y surgen sistemas modernos dirigidos a funciones como dar privacidad, seguridad, ahorro de energía y en este caso, la protección solar.

Algunos modelos de persianas automáticas cuentan con un programa que es el encargado de mover las lamas de la persiana según la hora del día o de la noche, de acuerdo como lo quieras programar para tu comodidad.

Hay otro modelo más sencillo que recoge las persianas de manera automática, y funciona con un dispositivo externo que se acopla a las cintas y se conecta a la red eléctrica para moverla gracias a un motor rotatorio interno.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes con este tipo de persianas?

Este sistema, como cualquier otro, puede presentar algunas fallas, en cualquiera de estos casos, puede consultar a su cerrajero de confianza.

La presencia de fallas en el motor. Estos pueden ocurrir por deficiencias de fábrica, insuficiencias en cuanto a la capacidad, error en la fijación, esto sucede cuando se instala el motor y este no queda correctamente en el tubo que hace que suba y baje la persiana.

Alteraciones en partes de las persianas. Que las partes que estén en mal estado debido al uso prolongado de ellas, o también puede suceder que el tubo que sostiene la persiana este fuera de lugar.

Rotura de las cuerdas. Puede ocasionar que se tranquen, de esta manera ocasionar el mal funcionamiento.

Rotura de las lamas. Ocasionaría un mal funcionamiento, aparte de impedir el cumplimiento de su función de manera óptima, por lo que puede ocurrir que ingrese mucha luz solar, la lluvia, que no disfrutes de la privacidad, la entrada masiva de calor, entre otros.

Mando de distancia sin baterías. Al agotar las baterías, las lamas pueden quedarse arriba o abajo sin maniobrar el motor eléctrico.

Cables del motor o de la instalación pueden estar en mal estado. A veces estos elementos se queman debido a un cortocircuito.

Antonio Mancilla

Antonio Mancilla escribió 32 entradas

Navegación de la entrada